viernes, 17 de mayo de 2013

Comercio de Personas



El modo esclavista de producción se fundamentaba en el tráfico y explotación de los esclavos. Es sorprendente que en pleno siglo XXI, denominado de la modernidad y posmodernidad; y enmarcado por la Globalización, nuevos modelos económicos y las Tecnologías de la Comunicación, el tráfico ilícito de personas está presente en nuestros días como una forma y modalidades que acusan signos de esclavitud.
Se ha considerado el tráfico de personas como:“el reclutamiento, transporte, encubrimiento o recepción de personas, por medio del uso de amenazas o el uso de la fuerza u otra forma de coacción. Los traficantes son aquellos que transportan emigrantes y se benefician económicamente o de alguna otra manera del de personas”. En virtud de esta definición, el tráfico de seres humanos ha sido reconocido como una violación grave de los Derechos Humanos”.[1]
La Organización de Naciones Unidas, precisa por trata de personas “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.”[2]
Para diferenciar el Tráfico de personas y la Trata de Personas, podemos referir que:
Tráfico de Personas
Trata de Personas
Incluye la trata de personas con fines de explotación
Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional
Involucra             fuerza física, fraude, engaño para obtener y transportar personas
Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional
Este tipo de comercio utiliza el transporte de mujeres, niños (as), adolescentes, y toma diferentes rutas a través de medios marítimo, aéreo y terrestre.Algunos han indicado que las rutas están identificadas en: Brasil, América del Sur. España (32 rutas), que ocupa el primer lugar en la ruta de destino de victimas del Tráfico de Personas, seguida de Holanda(11 rutas), Venezuela (10 rutas), Italia (9 rutas), Portugal (8), Paraguay (7 ruta) y Suiza (6 rutas).
El comercio de personas se vale de diferentes mecanismos y modalidades; esto es el engaño, el secuestro, ofertas falsas de trabajo. Los comerciantes reunen a varias personas en un lugar especifico, las retienen mediante amenazas, mentiras, violencia, coaccion y las obligan a trabajar en condiciones infrahumanas o a prostituirse.
El perfil de las victimas está enfocado en hombres, mujeres, adolescentes, niños y niñas, con la finalidad de explotacion sexual y trabajo forzado. Este tipo de comercio, funciona realizando acciones de secuestro, traslado, recepción y alojamiento de la victima en el lugar de destino y su consecuente explotación antihumanas. Esas acciones se realizan a través de redes, cadenas, asociaciones, quienes investigan y retienen documentos de las personas victimarias por un fenómeno con proporciones y mecanismos que se inscribe en el Comercio Internacional y en el que los seres humanos se convierten en una mercancía con valor de uso y valor de cambio.
Existen factores de riesgos que han sido considerado como vulnerables en la Trata de Personas: 1) Discriminación por género, 2) Sistema de justicia y de seguridad pública deficiente, 3) Presencia generalizada de violencia social, 4) Pobreza y carencia social, 5) Precariedad económica y condiciones laborales de explotación.
Estas transacciones se realizan regularmente cuando los tratantes ubican e identifican a sus víctimas, luego le ofrecen falsas promesas (ofertas laborales, mejoría económica, entre otros beneficios); siendo engañadas, trasladada las victimas o desplazada de su habitual entorno a otro distinto, siendo privada de su libertad. Al ser trasladada en el mismo país, se considera “trata interna”, si es trasladada a través de la frontera es “trata internacional”.
A nivel internacional, existen instrumentos normativos, entre ellos: 1) Convención Suplementaria sobre la Abolición de la Esclavitud, la Trata de Esclavos y las Instituciones y Prácticas Análogas a la Esclavitud, 2) el Convenio 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la Prohibición de las Peores Formas de Trabajo Infantil y la Acción Inmediata para su eliminación, 3) el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la Trata de Personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de la Organización de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada transnacional 2000, entre otros. Algunos países cuentan con planes estratégicos, disposiciones legales sobre la prevención y sanciones.
En nuestro país, la Ley 137-03, del 7 de agosto del 2003, sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, publicada en la Gaceta Oficial No. 10233, del 8 de octubre del 2003, refiere el tema,  asimismo la Comisión Interinstitucional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (CITIM), integrada por catorce (14) entidades públicas, privadas y sociedad civil (Ministerio de Relaciones Exteriores, Educación, Turismo, Salud Pública y Asistencia Social, Procuraduría, Migración, Consejo para la Niñez y la Adolescencia, entre otros, ha elaborado el Plan Nacional de Acción contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilicito de Migrantes 2009-2014, auspiciado por la Organización Internacional para las Migraciones, que ha sido sustentando en la Ley No. 137-03 y el Decreto No. 575-07.
Informaciones publicadas en www.diarioimagenqroo.mx, refiere sobre declaraciones emitidas por el Secretario General Adjunto de la Organización de Estados Americanos (OEA), señor Albert Ramdin,en la inauguración de la III Reunión de Autoridades Nacionales en Materia de Trata de Personas, realizado los días 15 y 16 de octubre del presente año, en Guatemala, donde puntualizó que: “a nivel mundial la trata de personas es una industria, que cada año genera ganancias por 30 mil millones de dólares y 16 mil millones de dólares en América Latina”.
El Tráfico y la Trata de Personas utilizan como víctimas a mujeres, niños, niñas, jóvenes, hombres para explotación en lo laboral, sexual y en la extracción de órganos; comercio que genera recursos económicos en el ámbito global.

No hay comentarios:

Publicar un comentario