sábado, 15 de junio de 2013

Diplomacia Económica


Abordamos un tema que si bien hace tiempo forma parte de los trabajos de especialistas en Diplomacia y Comercio Internacional, es además un referente de la academia y cada día se hace más importante por formar parte de los negocios entre los países en el plano internacional. Es una relación obligada y articulada de la diplomacia y el comercio, superando de por si la vieja práctica, no anulándola de la diplomacia política entre los Estados.
Los expertos definen la Diplomacia Económica como "el uso de las influencias políticas que tienen los Estados para favorecer sus intereses económicos en los mercados internacionales". De ahí la importancia de articular las relaciones económicas y comerciales como eje central de la política exterior del país y en ella deben actuar coordinadamente los actores públicos y privados.
Otros autores  han presentan otras conceptualizaciones sobre el  tema  en  que: "la diplomacia económica suma a las competencias arancelarias, las monetarias y financieras, negocia la libertad de exportar y de invertir más allá de las fronteras nacionales, procurando nuevos marcos institucionales, alterando reglas de juego, agilizando intercambios favoreciendo la transparencia en los mercados internacionales y generando empleos"[1].
En la diplomacia económica, conocida como diplomacia comercial, en muchos casos es ejecutada por un funcionario designado para monitorear la política económica, la inversión, los sectores productivos de un país, quien aconseja y recomienda a su gobierno ciertas acciones a seguir.
Las Misiones Diplomáticas, Embajadas y Consulados acreditados en el exterior deben enfocarse en la búsqueda de negociaciones para promover el Comercio Internacional, inversión, exportaciones, entre otras; realizándose el seguimiento a las actividades que desarrollan, mismas que deben ser evaluadas  periódicamente para medir el impacto y/o resultado de los avances en la penetración de los mercados en los país donde ellos residen, así los logros obtenidos con un enfoque comercial y en defensa de la posición país.
Se constituye en una práctica cotidiana en que, los países buscan intensificar su diplomacia económica. China por ejemplo, proyecta incrementar el volumen de su economía a través de la diplomacia económica del comercio bilateral con una tendencia de inversiones en vías, elevando la competitividad internacional con el apoyo de la cooperación técnica. Este país explora nuevas ideas en diálogo, coordinación y negociaciones a nivel global presentando soluciones, ampliación de los intereses comunes tomando en consideración la cooperación en el ámbito bilateral y multilateral.
Otro caso a señalar es Venezuela, en que la Diplomacia Comercial responde a una política de Estado, promotor de inversiones y de importaciones, dispuesto a concretar acuerdos de cooperación internacional. Esta labor la realizan los agentes diplomáticos acreditados en sus Embajadas y Consulados a nivel mundial.
España en su política exterior se enfoca en promover los intereses de su país a nivel internacional, con la misión de trabajar para fomentar las exportaciones, incrementar las inversiones internas y extranjeras, la internacionalización de las empresas, entre otras. Se ejecuta en función de dos condiciones: 1) una formalización y jerarquización de los objetivos de política exterior para cada país y organismo internacional y 2) mayor coordinación entre el Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Economía y Desarrollo, Competitividad y Cooperación.
Los funcionarios acreditados en funciones diplomáticas en los países designadnos, deben poseer un nivel de conocimiento sobre el Comercio Internacional para el intercambio de información, la realización de lobby, negociaciones, análisis, desarrollo y aplicación de los acuerdos comerciales, inversiones, exportaciones, entre otros temas del Comercio Internacional.
El Centro de Exportación e Inversión extranjera (CEI-RD), juega un rol importante en la diplomacia económica. Esta entidad gubernamental promueve, asesora y realiza eventos a nivel nacional e internacional para promover, captar inversiones y oportunidades de negocios a nivel global. El CEI-RD tiene representante acreditados en algunos países: Estados Unidos, Europa, Asia, America Latina y el Caribe,  cuyas coordenadas pueden encontrarlas en el portal cei-rd.gov.do.
Nuestro país está obligado a repensar, reestructurar y operacionalizar la política exterior sobre los pilares de la diplomacia económica, asumiendo acciones y políticas enfocadas a: 1) elaboración de diagnósticos e investigaciones del Comercio Internacional centrado en las regiones y países puntuales identificados con potencialidades de colocar nuestros productos, 2) mantener un constante y sistemático monitoreo y evaluación de la ejecutoria de los acuerdos y tratados a los que somos signatarios, así como los de nueva aprobación, 3) integrar los Ministerios de Relaciones Exteriores, Industria y Comercio, Hacienda, Planificación, Economía y Desarrollo a desarrollar tareas conjuntas y coordinadas de la diplomacia económica del Estado, 4) disponer que los Agregados Comerciales de las Embajadas en el exterior, además de sus capacidades profesionales se constituyan en verdaderos promotores y agentes económicos del comercio, la inversión y gestores de la cooperación internacional, 5) integrar a empresarios nacionales y extranjeros con inversiones locales en los diseños de las políticas y en los mecanismos organizativos, coordinaciones y eventos vinculados al Comercio Internacional.
En la República Dominicana, en los últimos años, la Presidencia ha hecho suya la Diplomacia Económica, que independientemente de la existencia de funcionarios acreditados en las Embajadas y Consulados dominicanos en diferentes países, ha realizado intercambios importantes y ha fomentado la relación entre el país y otros países orientados a promover la inversión extranjera, la cooperación, acuerdos con centros académicos y ha ensanchado las relaciones diplomáticas con países de Medio Oriente y de África, ha fomentado las exportaciones.
Para la República Dominicana en el contexto de la geopolítica y/o estrategia, la diplomacia económica en las relaciones favorables de Petrocaribe (Venezuela), Panamá, (Alcance Parcial), DR-CAFTA, Comercio Bilateral (Haití), mercados étnicos (Puerto Rico), Acuerdos comerciales (Centroamérica), apertura comercial (Unión Europea-EPA´s), intercambios comerciales (Canadá, China, Corea del Sur, Japón, Taiwán, México, Chile).
Debemos estar conscientes que los tiempos modernos, para aprovechar con mayores niveles de eficiencia y eficacia, la Diplomacia Económica nos fortalece en la competitividad que exhibe el mercado internacional, y quien queda rezagado pierde oportunidades.
[1] Javier Morillos Gomez

No hay comentarios:

Publicar un comentario