sábado, 15 de junio de 2013

DR-CAFTA, Un intercambio desigual


Con la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, Estados Unidos permitió el acceso preferencial a productos de procedencia Centroamericana y El Caribe, considerándose a República Dominicana socio comercial de ese país.

Para expandir y diversificar el comercio entre países eliminando obstáculos al comercio, surge el Acuerdo Comercial Multilateral entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos, Dominican Republic-Central América Free Trade Agreement, (DR-CAFTA por sus siglas en inglés).
Próximo a cumplirse una década, el DR-CAFTA, negociado en principio por Centroamérica y Estados Unidos, entre 2003 y enero del 2004,  incorporándose República Dominicana en julio del 2004, firmado por estos países el 5 de agosto del 2004, entrando en vigor en El Salvador y Estados Unidos el 1 de marzo del 2006, en Nicaragua y Honduras, el 1 de abril del 2006, en Guatemala, el 1 de julio del 2006, en República Dominicana, el 1 de marzo del 2007 y en Costa Rica, el 1 de enero del 2009.
Entre los temas que incluye: Acceso de Mercancías al Mercado, Reglas de Origen, Procedimientos Aduaneros, Facilitación del Comercio, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Obstáculos Técnicos al Comercio, Defensa Comercial, Inversiones, Comercio Transfronterizo de Servicios, Servicios Financieros, Telecomunicaciones, Comercio Electrónico, Propiedad Intelectual, Medio Ambiente, Transparencia, Administración de Tratados, otros. Este Acuerdo establece una Zona de Libre Comercio para incrementar las oportunidades de negocios, protegiendo el medio ambiente.
La entrada en vigencia del DR-CAFTA, implicó un proceso de implementación, adecuando normativas, procesos y procedimientos para la administración y aplicación del desmonte arancelario.
Ese desmonte arancelario acordado para desgravarse en un periodo de  20 años, de los cuales la mayoría de los productos introducidos mediante el régimen de importación estarán con arancel “O” en el 2015, justo el mismo año que la Alianza del Pacifico pretende un desmonte arancelario del comercio de bienes.
Este proceso de desgravación arancelaria ha sido encasillado en  canastas con letras del abecedario que identifican los productos importados desde la Canasta A, B, C, F, D y  otras.
En la aplicación de la preferencia de una mercancía importada de un país miembro, debe considerarse las reglas de origen especificadas en el Capítulo IV de esta normativa legal, y en las disposiciones legales vinculantes a esa importación, sea mercancía peligrosa, restringida, o de prohibida importación.
Para cumplir con los compromisos asumidos en el DR-CAFTA, en el país las entidades gubernamentales responsables del seguimiento juegan un rol fundamental para el cumplimiento de lo establecido en esa normativa, entre ellas:
1) El Ministerio de Relaciones Exteriores, que a través de la Comisión Nacional de Negociaciones Comerciales (CNNC), juega un rol de negociador y de monitoreo en la administración y aplicación de esta normativa. El incumplimiento de esos compromisos se refleja en los informes del Organismo de Solución de Controversias y en el Examen de Política Comercial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), cuyos resultados pueden visualizarse en el portal de ese organismo internacionalwww.wto.org.
2) El Ministerio de Industria y Comercio, que en su estructura organizacional cuenta con la Dirección de Comercio Exterior (DICOEX), creada entre otras funciones para administrar los tratados comerciales;
3) La Dirección General de Aduanas, entidad responsable de velar por el control y la facilitación de las importaciones y exportaciones, la aplicación de las preferencias arancelarias según lo establecido en el calendario de desgravación, aplicando las reglas de origen especificadas según el criterio, sea: a) enteramente obtenido, b) transformación suficiente sea por cambio arancelario, por valor de contenido regional, u otros criterios de origen a ser aplicados en las administraciones aduaneras, la determinación de los derechos e impuestos sea parcial o total, así como del cumplimiento de las normativas legales vinculantes a esa mercancía;
4) El Ministerio de Agricultura, responsable de las medidas sanitarias y fitosanitarias, además de otorgar la distribución de los contingentes arancelarios del DR-CAFTA, administrados por la Oficina de Tratados Comerciales Agropecuarios (OTCA); asimismo hay que destacar el rol relevante de: Medio Ambiente, Comisión de Práctica Desleal, CEI-RD, Indotel, ONAPI, entre otras entidades gubernamentales, quienes tienen la responsabilidad del cumplimiento de los compromisos asumidos en ese acuerdo.
Los efectos de esta normativa se persiguen en la aplicación de la preferencia arancelaria liberando al comercio de mercancías del pago de los aranceles aduaneros, sea reduciendo parcial o totalmente el gravamen identificado en cada código arancelario de la nomenclatura del sistema armonizado, entendible como eliminación del gravamen, cuyo ingreso el Estado deja de percibir, siendo un sacrificio fiscal asciende al 2012, a unos US$7,904,759,593 dólares, para un total desde el 2007 al 2012 de US$24,136,306,835 dólares, monto que no se transfieren al consumidor final.
Algunos consideran que el DR-CAFTA ha traído benéficos para el país porque ha incrementado la seguridad jurídica, aporte favorable para los inversionistas nacionales y extranjeros; Asimismo el sector productivo ha cambiado su actitud en los procesos de apertura comercial, las entidades gubernamentales como consecuencia de los requerimientos contemplados en el acuerdo ha realizado adecuaciones en sus estructuras internas para la administración y aplicación de este Acuerdo Comercial.
Entre los beneficios del acuerdo, ha incorporado la simplificación y agilización de los procesos y procedimientos aduaneros, que al contemplar un trato preferencial para las importaciones de productos en el plazo establecido (20 años), lo que sustituye el Sistema General de Preferencia (GSP), asimismo permite que las exportaciones puedan accesar a estos mercados con un trato preferencial según el calendario de desgravación a ser aplicado en los países Miembros.
Sus desventajas se enmarcan en la desigualdad entre países ricos y países pobres, tema presentado por Joseph Stiglitz, en su libro El Malestar de la Globalización. La desigualdad se puede ver por ejemplo  de los productos agropecuarios altamente subsidiados, tecnología avanzada y el fortalecimiento de la educación (capacitación) en los sectores involucrados.
Para subsanar esas desventajas, los países en desarrollo, pueden establecer estrategias orientadas a fortalecer las PYMES, otorgando programa de capacitación técnica, medios tecnológicos, recursos económicos y recursos humanos comprometidos a realizar una labor que les permita obtener la producción esperada con un seguimiento para satisfacer la demanda interna y tener la capacidad para exportar la producción demandada en los mercados internacionales cumpliendo con los estándares de calidad requeridos. Para situar un ejemplo, referimos la Ley del FDA en Estados Unidos.
Para República Dominicana, este acuerdo multilateral es importante por ser Estados Unidos el principal socio comercial, y de igual manera con los demás países Miembros del acuerdo, lo que permite el acceso a mercados, cumpliendo con los requerimientos establecidos para introducir productos exportables.
La República Dominicana debe estar atenta a otros acuerdos de Estados Unidos con otros países de la región, así como de la Alianza del Pacifico y el Acuerdo Transatlántico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario