sábado, 30 de noviembre de 2013

Perfil del Profesional en el Comercio Internacional


Con los desafíos que se presentan hoy en el Comercio Global, es necesario contar con Recursos Humanos capacitados y competentes que puedan realizar una función eficaz y eficiente en cualquier escenario. La dinámica internacional requiere una mayor capacitación en busca de un Perfil del Profesional que realiza labores vinculadas al Comercio Internacional, por lo que presentamos una relación de las diferentes disciplinas, rama o temáticas de las cuales debe tener conocimiento:

1- Contratación Internacional, que se establece en la negociación de compraventa, contemplando las especificaciones del precio, tiempo de entrega, medio de pago, garantía y los Incoterms, cuyos términos del Comercio Internacional identifican la responsabilidad entre el comprador y el vendedor, con las condiciones de entrega, la distribución de los costos y riesgos de operación, y la determinación del cálculo de los derechos e impuestos de la mercancía;

2- Financiación, en donde las personas físicas o jurídicas suelen buscar recursos económicos a través de entidades financieras para la producción, importación y exportación hacia otros mercados. Esa facilidad contempla el cobro de un interés en un plazo determinado;

3- Logística Internacional, coordinación desde la adquisición de la materia prima, el etiquetado, el empaque, el embalaje, el almacenaje, la distribución, el transporte, la manipulación hasta la seguridad de entrega final; 

4- Gestión de la Documentación, para el cumplimiento de los requisitos establecidos y presentar los documentos necesarios en cada transacción comercial;

5- Clasificación Arancelaria y Merceología; identificación del código del producto exportado e importado enumerado por el Sistema Armonizado para determinar los derechos, impuestos y regulaciones no arancelarias estipuladas para cada partida arancelaria. La Merceología comprende los elementos para determinar la identidad de la mercancía, por su origen, manera de obtenerse, su estructura, proceso de transformación, función, diseño y uso;

6- Cálculo de Precios, para determinar la Valoración Aduanera en función del precio de la factura comercial para la aplicación de la normativa legal vigente. Este precio o valor aduanero es el valor FOB, que sumándole el seguro y el flete, resulta una sumatoria que al ser multiplicado por la tasa del Banco Central se obtiene la base imponible para el cálculo de los derechos e impuestos. Cuando surge duda razonable, existen mecanismos establecidos en las normativas legales que permiten despachar a priori y fiscalizar a posteriori, evitando obstaculizar el comercio;

7- Régimen Jurídico Nacional e Internacional, establecido en las normativas legales vinculantes, Acuerdos y Convenios Internacionales, los que se hace necesario tener el conocimiento requerido para su aplicación; 

8- Procedimientos Aduaneros y Tributarios, procesos a realizar para el cumplimiento de las normativas legales vigentes y vinculantes a ser aplicadas para controlar, facilitar, recaudar impuestos y generar informaciones estadísticas;

9- Gestión y Trazabilidad del Origen de la Mercancía, que a través de la identificación desde la materia prima, el proveedor, el proceso de producción, el producto terminado, el productor, la ubicación, el estatus. En el caso de exportación y ser detenida en el país de destino, la Trazabilidad permite determinar a qué hora se recepción la mercancía, cuándo se realizó la descarga, dónde se ubicó la carga, cuál fue el productor que incumplió con lo requerido a nivel internacional.

10- Negociación y Protocolos Internacionales, donde se establecen compromisos que han de ser administrados y aplicados en las transacciones comerciales entre los países Miembros; y aquellos Acuerdos o Convenios Internacionales que son vinculantes, de los que es necesario tener conocimiento en función las implicaciones por ser mercancía peligrosa, restringida, o de prohibida importación;

11- Dirección Estratégica, consciente de la estructura organizacional y el sistema de dirección de las entidades para canalizar la comunicación o cualquier recurso de solicitud, reclamación o acto jurídico; 

12- Marketing Internacional, por conocer las llamadas 4p, Producto, Precio, Promoción y Plaza, elementos fundamentales en el intercambio comercial; que determinarán la prospecacion de nuevos usuarios o clientes; 

13- Operaciones Triangulares o intermediación, donde participan tres empresas, sea el fabricante o quien suministra el producto, el intermediario y el comprador final;

14- Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, para la realización del proceso a través de la herramienta informática siendo un medio para lograr la aplicación de los procedimientos aduaneros de manera simple y ágil circunscribiéndose en reducir tiempo y costos operativos;

15- Fiscalidad Internacional, que ante los procesos de internacionalización, globalización e integración económica, han surgido cambios en las normativas legales que se le aplican a la mercancía importada y exportada; siendo revisadas o auditadas después del despacho a priori, ejecutándose el Fiscalización a Posteriori;

16- Planificiación y Formulación de Proyectos, conocer las estrategias, planes, lineamientos y proyectos formulados que se ejecutan acciones a través de la operativización, aplicando un cronograma de actividades siendo evaluado en un periodo determinado para medir los logros y rediseñar, de ser necesario, las estrategias de acción para el cumplimiento de lo planificado.

17- Economía Internacional, por las relaciones entre países, el intercambio de bienes y servicios para satisfacer la demanda con la oferta, buscando equilibrio en los aspectos sociales y económicos; 

18- Diplomacia Económica o Diplomacia Comercial, para monitorear las relaciones comerciales entre países, su política económica, búsqueda de inversión extranjera, promover los sectores productivos para general exportaciones y, entre otros elementos a dar seguimiento a las actividades que se desarrollan para medir el impacto de la posición de los bienes y servicios en otros mercados;

19- Riesgos y sus modalidades, por tratarse de piratería, falsificaciones, sustancia prohibida, restringida o peligrosa, que circulan a través del Transporte del Comercio Internacional;

20- Formación en Deontología, para aplicar con honestidad, compromiso y rectitud las acciones a realizar, apegado a la Ética y la Moral, trabajando para dar ejemplo y dejando un legado para esta y nuevas generaciones.

 Esta plataforma cognitiva se constituye en un desafío para los centros académicos formadores de profesionales en el área del Comercio Internacional y para los propios profesionales.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Aforo de Mercancia

Es oportuno precisar que el Aforo de Mercancias se refiere a la: ¨Facultad de la autoridad aduanera de verificar la naturaleza, origen, estado, cantidad, calidad, valor, peso, medida y clasificación arancelaria de las mercancías, para la correcta determinación de los derechos arancelarios y demás tributos aplicables así como los recargos de corresponder, mediante el reconocimiento físico y/o la revisión documentaria¨. 

Sobre esta temática, Carlos Anabalon Ramirez, en su libro “Derecho Tributario Aduanero”, refiere sobre el Aforo como una operación de reconocer la mercancía, verificar su naturaleza, el valor, el peso, la unidad de medida, la partida arancelaria y determinar los impuestos a pagar. Habla además del Vista de Aduanas, caracterizando el Aforo en un Acto de Acercamiento Tributario, un Acto Relativo, un Acto Solemne, Un Acto Inmutable y Un Acto Único.

El Aforo de Mercancía tiene como objetivo, revisar la mercancía mediante un representante de aduanas, a fin de verificar que lo declarado esté de acuerdo a lo existente físicamente. 

Se caracteriza por confirmar la información ofrecida en la declaración aduanera, donde el importador, consignatario o su representante pueden en algunos países solicitar su participación en la actividad del Aforo en la Aduana. 

La función del Aforador de Mercancía requiere de un nivel de conocimientos sobre Legislación Aduanera, Nomenclatura Arancelaria, Valoración, Acuerdos Comerciales, Reglas de Origen, Acuerdo GATT-OMC, Convenios Internacionales (Compraventa Internacional, Convenio de Estocolmo, Basilea, Rotterdam, Estambul, Convenio de Kyoto Revisado), entre otros. 

Asimismo, de los procesos, procedimientos establecidos y de la estructura organizacional de la Aduana, de los Ilícitos Aduaneros, de las sanciones en caso de subvaluación, sobrevaluación, fiscalización a posteriori. 

En los procedimientos aduaneros se debe contemplar el Aforo o Reconocimiento de la Mercancía a ser aplicado en: 1) Aforo Documental, es la verificación de la información ofrecida por el Importador o consignatario, conforme los datos contemplados en la documentación de la transacción comercial internacional. La confirmación en la captura de las informaciones en el Aforo Documental es esencial para la generación de las estadísticas del Comercio Internacional y 2) Aforo Físico, es la verificación o examen físico realizable a la mercancía por un oficial, funcionario o empleado designado a esta función, quien es designado para realizar la función de Verificador- Aforador, cuya responsabilidad de confirmar que la mercancía declarada coincide en el estado sea nuevo, usado, reparado o reemplazado en cantidad, descripción, unidad de medida, precio, origen o procedencia. 

La declaración única aduanera, formalidad requerida para especificar los datos extraídos de la documentación de la importación y exportación, esto son: DUA, Factura Comercial, Lista de Empaque, Conocimiento de Embarque, Certificado Fitosanitario y Zoosanitario, Certificado de No Objeción, Certificado de Origen y Declaración del Valor Aduanero (DVA). Realizada la declaración única aduanera, se adjuntan los documentos, según sea el caso y envían vía digital, siendo presentado los documentos originales en el Aérea de Aforador, donde se realiza el Aforo Documental.

Revisada la documentación, se procede a la asignación de un Oficial Aduanero, quien recibe el expediente y realiza la verificación de la información declarada por el Importador, confirmando con la mercancía física existente, la veracidad de la información suministrada en esa declaración, sobre la partida arancelaria, la descripción de la mercancía, la unidad de medida, el valor, el país de origen o país de procedencia, los incoterms utilizados, la firma y sello del consignatario.

De estar todo correcta la verificación, con la correcta partida arancelaria, la descripción, el valor aduanero, la unidad de medida, la cantidad, el Aforador procede a realizar en el sistema la generación de la hoja de liquidación (printer), donde se reflejan las informaciones de la mercancía importada y los derechos e impuestos a pagar, sea arancel, Impuesto selectivo al consumo (ISC), Impuestos a la Transferencia de Bienes Industrializados (ITBIS), Tasa por servicio; y para el caso especifico generado en función de estas informaciones, el pago del registro de la primera placa, el CO2 establecido en la Ley No. 253-12. 

Puede que llegue mercancía de más o de menos, haber pedido una mercancía y llega otra e incluso que al ser transportada en un contenedor se incluyan mercancía que no pertenezcan a ese importador para aprovechar los espacios (mudanzas), sin ser Consolidador de carga; acción que pone el importador en dilemas que ha de ser sancionable en la Administración Aduanera conforme a las normativas legales vigentes. 

Si se determinara alguna diferencia en la partida arancelaria, en el origen de la mercancía, en el valor aduanero, en la cantidad, entre otros datos, se procede a la revisión en el área correspondiente, donde se determina la aplicación o no de la sanción correspondiente, conocidas como Multa por mala declaración sea por código arancelario, por origen, por subvaluación, por sobrevaluación, por evasión, entre otros. 

De completarse el proceso de Verificación y Aforo, y confirmada que la información registrada en la declaración única aduanera es correcta, se procede al cálculo de los impuestos en función del valor FOB más el Seguro, más el Flete, para determinar el valor CIF, cuyo monto es calculado por la tasa del dólar del día del Banco Central de la República Dominicana, monto que da el resultado del valor CIF en pesos, base imponible para el cálculo de los derechos e impuestos. 

En este proceso, hay que tener en cuenta que la Declaración Única Aduanera, es una declaración jurada, por lo que el Oficial Verificador- Aforador, puede en la casilla de Observaciones escribir las consideraciones que considere en función de los hallazgos. 

En las administraciones aduaneras, se realiza el Despacho Expreso, la Verificación a Destino, modalidad utilizada para agilizar y simplificar la operatividad en los puertos marítimos. En estos casos, la mercancía importada y previamente autorizada es despachada desde el buque hasta el medio de transporte sin realizársele el proceso de verificación, bajo el argumento de que esa facilidad se le otorga a entidades que están en Bajo Perfil de Riesgos, según el historial existente, debido que el Sistema de Análisis de Riesgos contemplando en el Sistema SIGA está en proceso a ser implementado. 

Es relevante tener en cuenta que la Ley No. 226-06, contempla el despacho en 24 horas y el DR-CAFTA, 48 horas, por lo que de existir duda razonable en la importación de la mercancía puede realizarse el despacho a priori y referir a Fiscalización para que realice la Fiscalización a Posteriori en virtud de lo establecido en Articulo 118, de la Ley No. 3489, del 14 de febrero del 1953, para el Régimen de Aduanas.  
Para el Estado administrado por Aduanas, la importancia del Aforo Físico es controlar la mercancía, evitar el contrabando y determinar los impuestos a pagar para las recaudaciones fiscales. Para el importador, es confirmar que la mercancía solicitada al suplidor o fabricante contemplada en la documentación es la recibida a través del medio de transporte. Para el cliente, consumidor, el conocimiento de la retención de la mercancía en puerto marítimo, ocasiona incremento del costo portuario por el espacio físico que ocupa la mercancía, monto que se transfiere al precio final del producto a ser adquirido en el mercado.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Mercancía en Abandono

En las transacciones realizadas en el Comercio Internacional, la mercancía introducida legalmente en territorio aduanero es destinada a un Régimen Aduanero amparadas en disposiciones legales bajo el cumplimiento de formalidades y requisitos, procesos que tienen plazos establecidos en las normativas legales vigentes. 

La Mercancía en Abandono en Aduanas puede ser causada por diversas situaciones de orden: 1) Financiero (Insolvencia económica para el pago de los derechos e impuestos), 2) Fiscal (Falta de requisitos- certificados, permisos), 3) Personal (Ignorancia, negligencia, enfermedad, fallecimiento, No localización), 4) Jurídico (Deudas, quiebras, demandas), 5) Comercial (Improvisación, Desinformación), entre otras. 

Cuando la mercancía encontrada en los espacios aduaneros no ha sido declarada por el Importador, Consignatario, Agente de Aduanas o Representante es considerada en Abandono, sea Abandono de Hecho o Abandono Expreso. 

El Abandono de Hecho o Tácito dado cuando: 1) Llegada la mercancía al puerto marítimo o al aeropuerto, debe ser declarada dentro de los plazos establecidos en las normativas vigentes; 2) Mercancía introducida y destinada al régimen de Internación Temporal para perfeccionamiento pasivo. Estas son mercancías destinadas a Ferias, Exposiciones, Eventos que se le permite la estancia por un periodo determinado contemplado en las normativas legales que no han sido rembarcadas. En República Dominicana, el plazo otorgable es de 90 días, prorrogable por tres periodos sin exceder los 12 meses; 3) Mercancía ha sido destinada al Régimen de Deposito sin presentar la documentación necesaria y no se retira en el plazo establecido. 

El Abandono Expreso o Voluntario, permite al Importador o Consignatario beneficiario de la mercancía, solicitar por escrito a la aduana por donde ingresó la mercancía, cuyo plazo es de 180 días (6 meses) para caer en abandono. El Abandono de Mercancía puede ser parcial o total, siempre que haya sido solicitado a la autoridad aduanera para su ponderación o autorización. Asimismo la Ley No. 3489, Régimen de Aduanas, del 14 de febrero de 1953 y sus modificaciones, contempla en el Articulo 71, 84, 93, 94, 95, 96, 99 y 101, las especificaciones cuando la Mercancía en Abandono pasa ser propiedad del Estado, administrada por la Dirección General de Aduanas, a través del Departamento de Subasta, área que debe registrar cada una de las mercancías en abandono y quien coordina para puesta en venta pública subasta. 

La venta de mercancía importada en abandono es realizada actualmente por la Bolsa de Valores de la Junta Agroempresairal Dominicana. En este proceso, el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicaciones es fundamental para determinar la ubicación de la mercancía, tal es el caso de que su destino sea un puerto y haya sido descargada por error en otra administración aduanera sin el conocimiento del consignatario. 

En algunos casos, hay mercancías que han sido declaradas en la Administración Aduanera sin el cumplimiento de los requisitos necesarios, requiriéndose para realizar la Verificación y Aforo la documentación de la importación (Factura Comercial, Conocimiento de Embarque, Lista de Empaque, Formulario de Declaración del Valor, Certificado de Origen, Certificado Fitosanitario y Zoosanitario, Permiso de No Objeción), que aún existiendo una acción proactiva de llamar al importador para completar esos documentos, cualesquiera expedientes se quedan en las administraciones aduaneras y llegan a los plazos estipulados para caer en abandono. 

Si se trata de mercancía perecedera, explosiva, inflamable, corrosiva, y/o mercancía restringidas o peligrosa de las cuales no han presentado los certificados referidos anteriormente, el seguimiento a realizarse a través de las alertas que genera el sistema informático, permitirá las acciones necesarias para que esa mercancía sea trasladada a las áreas correspondientes sea para incineración o destrucción en caso de mercancías en descomposición, al material bélico u otras áreas para evitar efectos el medio ambiente y a la salud, bajo la coordinación de involucrados en cada uno de los temas. 

Puede haber mercancía que no ha sido retirada o no se ve movimiento de hacerlo en los plazos establecidos, o se presume en abandono, especialmente aquellas que están en puerto, que no han sido declaradas para completar el proceso de verificación y aforo, realizar el pago o la autorización para el despacho de la mercancía. 

A todo esto, es relevante conocer las implicaciones de la mercancía importada y dejada en abandono, debido que el espacio físico en puerto o aeropuerto donde ha sido colocada la mercancía tiene un costo portuario que debe ser pagado por el consignatario. 

Puede que el importador carezca de recursos para el pago de los impuestos y deje la mercancía en puerto para que caiga en abandono y sea llevada a Subasta, de ahí darle seguimiento para obtenerla en ese escenario, lo que conlleva que el costo portuario por la estadía de la mercancía en puerto es cobrado a la DGA por el retiro de la mercancía importada, monto que debe ser transferido a la mercancía a subastar. 

Conocer la información actualizada de la mercancía para identificar la existencia de un recurso de reclamación en cualquier área, siendo registrado a través de la herramienta informática, permite identificar el estatus ante la necesidad de tomar una decisión sobre ese consignatario, ponderar y definir según el registro integral de las informaciones a ser visualizada por el funcionario responsable de ejecutar u ofrecer la respuesta de la acción solicitada por el contribuyente.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Internación Temporal Internacional

El ingreso de mercancía extranjera a un territorio aduanero para ser usada en un plazo determinado, con la presentación de una fianza garantizando la suspensión de los derechos e impuestos de la importación y otros requisitos necesarios para la emisión de la autorización correspondiente para la desaduanización. Su objetivo es facilitar la introducción de mercancía a ser utilizada en una actividad, siendo reembarcada, retornada o reexportada en el mismo estado que ingreso, sin modificaciones, ni transformaciones, por el plazo establecido en la legislación doméstica, con el cumplimiento de los procesos y procedimientos especificados en el país de destino. A nivel internacional, el Convenio de Kyoto Revisado emitido por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) contempla directrices sobre normas y procedimientos aduaneros para la Internación o Admisión Temporal de mercancías que ingresan y salen en el mismo estado; asimismo el Convenio de Estambul, integra el Cuaderno ATA para agilizar las transacciones comerciales entre países. En el ámbito nacional, la aduana dominicana desde el 14 de febrero de 1953, se regula bajo la Ley No. 3489 sobre Régimen de Aduanas y sus modificaciones, que específica en sus artículos 51 y 52 lo establecido para la declaración de mercancía, proceso elemental para realizar los procedimientos de este régimen aduanero. La Resolución No. 68-06, del 10 de octubre del 2006, que refiere sobre la Internación Temporal, emitida dentro del marco regulatorio requerido para la entrada del acuerdo comercial DR-CAFTA. La Ley No. 146-02, del 26 de julio del 2002, sobre Seguros y Fianzas, que regula las operaciones de seguros, reaseguros y fianzas realizadas en el país. Para introducir mercancía en República Dominicana a ser destinada a este Régimen de Internación Temporal se requiere de la siguiente documentación: 1) Declaración Única Aduanera (DUA), 2) Conocimiento de Embarque (B/L) o (W/B), 3) Factura comercial, 4) Garantía (Fianza) que cubra el 100% de los impuestos, y para los vehículos: 5) Copia de Licencia de Conducir y copia del Pasaporte del interesado, 6) Copia del titulo del vehículo. El título debe estar a nombre de la persona que solicita la internación. La gestión en aduana requiere registrarse en la Unidad de Registro de la Consultoría Jurídica o ser realizada por un Agente de Aduanas que esté registrado y tenga su token para accesar al sistema informático. Con esta documentación, se procede a: 1) Declarar en el DUA la mercancía importada, 2) Obtener en la Administración Aduanera por donde ingresó la mercancía, la hoja de liquidación, 3) Adquirir en la Administración Aduanera, el formulario No. 3496 de solicitud de entrega bajo fianza, 4) Dirigirse con estos dos documentos a una entidad de seguro o bancaria para obtener una fianza; documento que debe ser llenado a máquina , sin tachadura, ni errores, ni alteraciones, sellada y firmada por el representante de la entidad aseguradora o bancaria, 5) Copia del conocimiento de embarque (B/L) o guía aérea (W/B), 6) Recibo de RD$100.00 (caja de la sede principal DGA), 7) Comunicación dirigida a la Direccion General de Aduanas (DGA), solicitando la autorización de la Internación Temporal, con la justificación de la destinación de esa mercancía y ser depositada en el Departamento de Trámite y Correspondiente de la oficina principal de la DGA. Esta comunicación es destinada a la Consultoría Jurídica, designada a la Unidad de Internación Temporal, Fianzas y Reembarque, quien evalúa la solicitud y de haber cumplido con los requisitos detallados anteriormente, procede a la elaboración de la autorización correspondiente a la Administración Aduanera por donde ingresó la mercancía o donde está ubicada la mercancía, cuyo documento es firmado en esa Consultoría y remitida a Trámite y Correspondencia, quien a través de mensajería interna envía la autorización emitida, a la Administración Aduanera. Con el Sistema Integrado de Gestión Aduanera (SIGA), se pretende que todo estos procesos puedan realizarse a través de esta herramienta informática, lo que permitiría reducir tiempo, costos operativos y evitar posibles sobornos. Esa autorización es otorgada por tres meses (90) días, prorrogable por tres periodos sin exceder los doce meses, donde se debe realizar la solicitud de reembarque o la solicitud del pago de impuestos antes de que la mercancía tenga un año en el país bajo ese régimen aduanero. Existen casos especiales, como las solicitudes amparadas en contratos con el Estado Dominicano, para lo que se necesita presentar copia de la Gaceta Oficial debido que, en algunos casos pretenden instalarse en el país. Algunos países han incorporado en sus procesos aduaneros, otorgar la autorización por un periodo de seis (6) meses para casas rodantes para operativos médicos, lanchas, yates o veleros turísticos, helicópteros, aviones y otros equipos que ingresan a un país para ofrecer un servicio de simulación con la tendencia de invertir e instalarse en la nación. Para la autorización de estas y otras modalidades para internación temporal de vehículos procedentes de Haití y para Estudiantes, para Vehículos transportados vía el Ferry, pueden ser visualizados sus requisitos en el portal www.dga.gob.do. La prórroga para la Internación Temporal Internacional (ITI), se requiere someter una solicitud a la DGA, con copia de la autorización de Internación Temporal emitida y sus anexos, depositándola con un recibo de RD$100.00, adquirido en caja de la sede principal. Bajo este régimen aduanero se pueden introducir equipos, maquinarias, vehículos, góndolas, tarimas, luces, entre otras mercancías que han de ser utilizadas en la realización de eventos tales como: Espectáculos Artísticos, Ferias, Exhibiciones de Vehículos, Filmes de Películas, Programas de Televisión, Congresos, Cumbres, Reuniones, Seminarios, Operativos Médicos, Proyectos de Construcciones, Proyectos Mineros, entre otros, cuyos equipos y materiales a utilizarse se deben destinar a ese régimen al momento de realizar la declaración aduanera. Asimismo, la Internación Temporal bajo Arrendamiento con opción a compra “Leasing”, permite introducir al país la importación de equipos que poseen un contrato de arrendamiento con posibilidad u opción a compra, suspendiendo el pago de los derechos e impuestos, presentando los requisitos establecidos, considerando que sea equipo de fácil identificación. Entre las mercancías que no aplican para Internación Temporal se incluyen; lubricantes, combustibles, repuestos u otros productos restringidos, peligrosos o de prohibida importación. De ser introducidos se requiere de las autorizaciones de las entidades correspondientes. Ej. Sanidad Animal de Agricultura, Medio Ambiente, Direccion General de Aduanas. El régimen de Internación Temporal o Admisión Temporal identificado en algunas de las normativas internacionales tiene sus ventajas sobre la base de evitar el pago de los impuestos de la mercancía importada, presentando una fianza como garantía al Estado del pago de los derechos e impuestos, que de no cumplir el importador con el proceso de reembarcar o solicitar la nacionalización de la mercancía, la aduana puede ejecutar la fianza. Esa mercancía mantiene su condición de extranjera hasta que sea autorizada nacionalizarse a solicitud del importador. Es fundamental el seguimiento tanto del beneficiario de la autorización emitida como de la autoridad responsable para el cumplimiento de las normativas establecidas. El incumplimiento del compromiso realizado con la aduana de destino puede generar la fiscalización a posteriori, incautación y comiso de la mercancía importada.

sábado, 2 de noviembre de 2013

África y su Integración Económica


 Desde décadas anteriores, en los años 50 del siglo pasado, los gobiernos y las élites empresariales del Continente Africano incorporaban en su agenda las posibilidades de su integración a los esquemas integracionistas, en las políticas de desarrollo económico y social. Históricamente se han presentado obstrucciones y dificultades todavía existentes por la falta de seguridad, las pandemias, la falta de inversión, el deterioro institucional, economías cerradas no globalizadas, inseguridad económica y social, comercialización de recursos naturales, intereses económicos nacionales, desnutrición, guerras civiles, la falta de medios de control, la inestabilidad, la corrupción, el contrabando, entre otros factores que afectan su crecimiento.

Ante esta realidad, diversas agrupaciones regionales se han integrado, formando: 1) La Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC), 2) El Mercado Común para África del Este y el Sur (COMESA), 3) La Comunidad Económica de África del Oeste (CEDEAO), 4) La Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) de África Oriental, 5) La Unión del Magreb Árabe, 6) La UniónEconómica y Monetaria de África Occidental- UEMOA, 7) La Unión Africana, entre otros grupos de los sectores bancarios, agrícolas, aduanas.

Aún estableciéndose estas organizaciones, se presentan obstáculos en la integración regional en la coordinación a nivel nacional de programas de capacitación, en la llamada lógica de mercado, en los acuerdos de cooperación o de libre comercio, entre países ricos y pobres, visto como un intercambio desigual. La debilidad en la capacidad de producción, la dependencia de las economías nacionales, la deuda externa, la duplicidad de las actividades, la permanencia de varias instituciones regionales de manera simultánea, la no implicación de la población en el proceso de integración, son estos y otros elementos presentados por especialistas que pueden ser atendidos en esa región.

África ha establecido relaciones comerciales con muchos países que se enmarcan en un contexto del Acuerdo de Lomé desde Lomé I (1975), Lomé II (1981), Lomé III (1985), Lomé IV (1989), estableciéndose dentro un Sistema General de Preferencias para los países ACP (África, Caribe y el Pacifico), lográndose el acceso al mercado europeo. El Acuerdo Lomé IV, dio apertura al Acuerdo de Cotonou, siendo Lomé un Acuerdo de Cooperación Unilateral, dando apertura a un acuerdo multilateral, lo que hoy se ha contemplado como Acuerdo de Asociación Económica, esencialmente para formar una área de libre comercio.

Con el potencial de África, se presentan oportunidades para inversión, servicios, transporte en buscar alternativas diversificando productos aprovechando las facilidades del comercio a través de la Unión Africana. 

A todo esto, algunos especialistas han contemplado la tendencia del continente africano en que: 1) África representa el 3% de la economía mundial y aporta el 15% de la población total del planeta, 2) Durante la última década, ha sido la segunda región con mayor crecimiento en el mundo. Posee más de 1,000 millones de habitantes con tendencia de 2000 millones para el 2050, 3) Existen datos tendentes a convertir a África, en el 2035, en la fuerza laboral más grande del mundo, superando a India y China, 4) Hay mejor educación en los trabajadores africanos. Un 40% de los africanos posee educación media o superior, incrementándose en un 50% para el 2020, 5) El 28% de los africanos tienen un trabajo estable y asalariado. La pobreza ha ido disminuyendo, debido a los avances en educación, colocándose en la última década con 37 millones de trabajos estables, por lo que se necesita crear más fuentes de trabajo,6) Se pretende para el 2020, crear unos 54 millones de nuevos empleos estables. Su referencia es Tailandia, Corea del Sur, Brasil, 7) Las tierras de cultivo de África están sin uso. Alrededor de un 60% de los terrenos están sin cultivar. La tendencia es crear unos 8 millones de empleos con salarios en el sector agrícola para el 2020, 7) Hoy es Made in China, mañana puede ser Made in África.

La importancia geopolítica y geoestratégica en el nivel económico de África se evidencia no sólo por los procesos económicos y sociales internos en cada uno de los países, en la inserción del Comercio Internacional, sino por los intereses que afloran de parte de los países desarrollados, incluyendo la visibilidad actual de parte de China, Rusia y la Unión Europea que asumen la industria extractiva minera, así como las inversiones directas, el intercambio y la cooperación económica. Ya hoy tenemos la experiencia de Sudáfrica como parte integrante de uno de los esquemas de integración más pujante, Los BRICS, bloque integrado por Brasil, Rusia, India y Sudáfrica.