viernes, 11 de abril de 2014

El Fideicomiso


Una figura que permite efectuar transacciones comerciales tripartitas, operaciones que se dan en el orden administrativo, financiero y comercial, combinando elementos y estableciendo responsabilidades entre las partes. ¿De qué se trata?. El Fideicomiso es un “contrato o convenio en virtud del cual una o más personas (fideicomitente/s o fiduciante/s) transmite bienes, cantidades de dinero o derechos, presentes o futuros, de su propiedad a otra persona (una personas física o persona jurídica, llamada fiduciaria) para que ésta administre o invierta los bienes en beneficio propio o en beneficio de un tercero, llamdo beneficiario, y se transmita, al cumplimiento de un plazo o condición, al fiduciante, al beneficiario o a otra persona, llamado fideicomisario”
.Sus antecedentes se sitúan según algunos especialistas, en el Derecho Romano, identificado como Fiducia, término en latín fideicommissum (fies “fe, confianza” y commissus, “comisión”), que consistía en transferir la propiedad de una persona, realizándose un Pactum Fiduciae, donde quien recibía los bienes en propiedad estipulado a sucesiones y actos personales bilaterales, extendiéndose a la contratación. Luego se incorporaron diferentes modalidades, surgiendo el Trust Anglosajón, utilizado hoy, en Estados Unidos, Reino Unidos, Perú, Canadá, Colombia, México, Venezuela, República Dominicana.
Se caracteriza por formalizar un contrato previamente consensuado, donde existe un consentimiento y se establece la entrega de bienes en propiedad. Esa transacción bilateral genera la entrega y remuneración del compromiso para el fideicomitente y el fiduciario administra de acuerdo a lo convenido; genera un costo por la gestión de la tercera parte y aunque no requiere una formalidad, es preferible que se emita un documento donde se establezcan las responsabilidades y compromisos de los involucrados.
El Contrato del Fideicomiso es independiente y ha de realizarse por un período de treinta (30) años, contemplando posibles renuncias, revocación o renovación del contrato, obligaciones y derechos del Fiduciario para administrar bienes que instituyen el patrimonio del fideicomiso, llevar un registro contable por separado de cada transacción con esta herramienta, emitir informes de gestión u otros elementos que se incluyan en la negociación y del Fideicomitente, para transferir los bienes al patrimonio fideicometido, establecer el límite del contrato, requerir la devolución de los bienes puesto en el fideicomiso u otros mecanismos.
En este intervienen: 1) el Fiduciante o Fideicomitente (cedente), persona física o moral que instituye el fideicomiso para destinar bienes o derechos resultantes de actividad licita, quien transfiere los bienes y acuerda las condiciones del contrato, 2) el Fiduciario o Fideicomisito, quien recibe el bien en propiedad fiduciaria con la obligación de ejecutar con los bienes, lo previsto en el contrato. Es persona física o jurídica encargada por el fideicomitente de realizar el fideicomiso, constituyéndose en el titular del patrimonio de los bienes y derechos destinados a la ejecución de ese fin y 3) el Fideicomisario o Beneficiario, quien acoge los beneficios emanado del Fideicomiso.
Pueden ser objetos del Fideicomiso, los bienes muebles e inmuebles, dinero, títulos de valores, individuales separados del activo, que no entren en el patrimonio del fiduciario.
Existen diferentes tipos de Fideicomisos, entre ellos: 1) Mortis Causa, que produce sus efectos luego del fallecimiento del fideicomitente, pudiéndose establecer: a) Fideicomiso Testamentarios y b) Fideicomiso basado en Pólizas; 2) De Garantía, el fideicomitente decide entregar bienes al fiduciario, 3) De Administración o inversión para asegurar la educación de menores de edad, 4) Para Jubilación, donde intervienen operadoras de pensiones que recibe el dinero de sus afiliadas y lo administra, 5) De Titularización, para compra de inmuebles; además esta figura, incluye el Fideicomiso Público, integrado  los fideicomisos estatales, los de concesión de obras públicas, los de pago, los de patrimonio dedicado o destinado.
Asimismo esta figura ha sido clasificado según algunas doctrinas en: a) De Administración, aquellos que se transfiere los bienes a un fiduciario para que lo administre bajo los lineamientos especificados en el contrato, b) De Garantía, donde se transfiere al fiduciario bienes que son garantía de obligaciones a cargo de terceros y que en caso de incumplimiento de la obligación contraída y garantizada, se proceda a la entrega o a la venta según lo contemplado en el contrato, evitando ejecutar forzosamente como en los casos de hipoteca u otras prendas puesta en garantía, y c)  Financiero, destinadas a operaciones de mercados de capitales.
Es un instrumento legal de utilidad para salvaguardar inversiones, contempla la separación del patrimonio del fideicomiso de los patrimonios personales de los fiduciantes, del fiduciario y de los beneficiarios, por lo que los acreedores no podrán valerse de su patrimonio. Se establece realizar un contrato realizable en cada transacción. El bien del fideicomiso no pasa a la herencia legalizada cuando fallezca el propietario. Si se trata de un inmueble (una casa), puede evitar el pago de impuestos de bienes del hogar. Entre sus desventajas, extenso papeleo, posible pérdida de la propiedad después de transferida al fideicomiso cuando no se cumpla con lo pactado en el contrato.
En República Dominicana, varias entidades financieras han obtenido el permiso correspondiente de la Sociedades Anónimas Fiduciarias de la Superintendencia de Bancos, para ofrecer el Fideicomiso, entre ellas el Banco BHD, Banco Popular, Banreservas. Estas transacciones se vinculan a la Ley 189-11, para el Desarrollo del Mercado Hipotecario y el Fideicomiso
, del 16 de julio del 2011, la ley No. 19-00, del 8 de mayo del 2000, sobre Mercado de Valores y la Ley Monetaria y Financiera No. 183-02, del 21 de noviembre del 2002.
Este instrumento se ha convertido en una alternativa para las empresas que realizan transacciones en el Comercio Internacional donde pueden definir estrategias, delimitando la responsabilidad de cada actor del fideicomiso, instituyéndolo en el contrato y cumpliendo con lo establecido en la normativa legal especificada para tales fines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario