martes, 13 de mayo de 2014

Transporte Terrestre Internacional de Bienes -Mercancía


Diversas normativas se han emitido para regular el Transporte Terrestre Internacional de Bienes -Mercancías, entre ellas: 1) el Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Multimodal Internacional de Mercancías, conocido como Convenio de Ginebra de 1980, 2) el Convenio de Transporte Internacional de Mercancía por Carretera (CMR); 3) el Acuerdo Europeo sobre Trabajos de Tripulaciones de Vehículos que afecten Transportes Internacionales por Carretera (AETR), 4) el Acuerdo sobre Transportes Internacionales de Mercancías Perecederas y sobre Vehículos especiales utilizados en estos transportes (ATP),  5) el Acuerdo de Transporte Internacional de Mercancía Peligrosas por Carretera (ADR), 6) el Artículo V, del Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT-OMC), sobre el Tránsito de Mercancías; así como el cuaderno–TIR, auspiciado por las Naciones Unidas para asegurar y facilitar el intercambio y el transporte internacional por carretera.

En el ámbito nacional, entre las normativas legales que refieren sobre esta temática se incluyen: 1) la Ley No. 3489, del 14 de febrero del 1953, Régimen de Aduanas y sus modificaciones, 2) la Ley No. 241, del 1 de junio de 1967, establece la regulación en el Tránsito Terrestre, de estas, cursa un anteproyecto de Ley en el Congreso Nacional; así como varias entidades gubernamentales que han sido designadas para realizar funciones vinculantes al Transporte Nacional e Internacional, entre ellas: la  Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), creada mediante el Decreto No. 477-05, encargada del diseño de proyectos de política integral de transporte; el Fondo de Desarrollo del Transporte (FONDET), establecido mediante el Decreto No. 250-07; el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones responsable de las vías de comunicación, creado mediante la Ley No. 1854; la Ley 165 del 1966, crea la Dirección General de Tránsito Terrestre; el Ministerio de Turismo (MITUR), responsable de regular a través de la Ley No. 84-79, el Transporte Terrestre Turístico de Pasajeros; la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), establecida mediante el decreto No. 393-97, que vela y fiscaliza el transporte urbano; el Consejo de Regulación y Administración de Taxis (CART), que por disposición de la Ley No. 76-00, del 19 de julio del 2000.

El Transporte Terrestre Internacional de Bienes –Mercancías- utiliza el CMR, documento conocido como Carta de Porte, requiriéndose los datos del transportista, del embarque y otras informaciones adicionales que complementan la transacción comercial; asimismo, el Cuaderno TIR (Transporte International Routiers), para trasladar mercancías desde un punto de partida hacia un punto de destino, a nivel internacional. Se caracteriza por ser un medio de transporte que puede accesar al servicio puerta a puerta (just in time), tiene facilidad para cargar y descargar mercancías, se puede combinar el transbordo con el medio marítimo, con el ferrocarril, sea multimodal, contenedores u otros, y se puede custodiar con facilidad.

Al respecto, intervienen los Incoterms, términos de comercio internacional, clasificados por la Cámara de Comercio Internacional en Grupo E, F, C y D. El Grupo E-(EXW), Salida, donde el vendedor pone la mercancía a disposición del comprador; el F- (FCA), Transporte Principal no Pagado. En esta opción, el vendedor está obligado a entregar la mercancía a un transportista designado por el comprador; el C- (CPT, CIP), Transporte Principal Pagado, en que el vendedor ha de contratar el transporte sin asumir el riesgo de pérdida o daño de la mercancía y el D- (DDP), Llegada,  en el cual el vendedor asume los gastos y riesgos hasta la llegada al país de destino, realizable por carreteras utilizando camión, auto, autobuses, bicicleta, patines, motor, entre otros.
Por otra parte, la Organización Mundial del Comercio (OMC), posee en su portal www.wto.org, informaciones sobre este medio de transporte; así como la conexión que tienen el Acuerdo sobre el Transporte por Carretera y el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios.

Entre sus ventajas, ofrece accesibilidad para ofrecer el servicio puerta a puerta, versatilidad para transportar diversos tipos de productos, prontitud, facilidad para las medidas de seguridad, la flexibilidad,  la posibilidad de cambio de ruta y de combinar con otros medios de transporte. Sus desventajas podemos identificar la capacidad de carga, la congestión del tráfico.

Este modo es vulnerable por enfrentar riesgos, por las demoras, actos corruptos (sobornos, contrabandos); que puede ser intersecados por las autoridades competentes por presentarse y comprobarse con existencia de componendas entre el Encargado de Transportación, el Transportista y quien custodia la mercancía, sujetos de acción para el cumplimiento de las disposiciones legales vigentes. Algunas empresas han incorporado el sistema GPS para mantener el control del personal y del medio de transporte, dándole seguimiento en su travesía por cualquier desviación de la ruta definida.

Sobre el costo de este servicio es asignado por el peso, el volumen, el paquete, la distancia u otras variables que inciden, sea combustible, neumáticos, lubricantes, peaje,  reparaciones; a ser transportada según sea mercancía perecedera que requieren de contenedores frigoríficos (cadena de frio), carga suelta, a granel para cortas o larga distancia. Para el Transporte Terrestre Internacional de mercancía, los grupos de interés y el Estado, a través de las entidades responsables,  fijan tales precios por rutas. Se desconoce normativa legal alguna que regule los precios del servicio del Transporte Terrestre Internacional.

Adicional, en las referidas disposiciones legales que regulan: 1) las condiciones del medio de transporte, 2) la conducta de los operadores, 3) las prohibiciones, 4) las sanciones y la reincidencia en la falta cometida, 5) las autorizaciones para operar y el cumplimiento de las mismas, 6) la caducidad o cualquier disposición transitorio que favorezca el accionar y que sea ejecutada por las autoridades competentes; así como políticas ambientales que sancionan los vehículos utilizados en este medio de transporte, cuando transitan y despiden contaminaciones que afecta a la salud y al medio ambiente.

En un Transporte Terrestre Internacional eficaz y seguro, se debe establecer  y organizar el tránsito con rutas a horas especificas para reducir tiempo y costos operativos; incorporar controles satelitales (sistema GPS al cabezote y al contenedor), recursos humanos responsables e integro y dar mantenimiento a estos medios por la contaminación que despiden afectando a la humanidad y al medio ambiente.


En el caso dominicano, por su posición insular compartida con Haití, se realiza el tránsito internacional de mercancía y el tránsito interno en los puntos fronterizos de Elías Pina, Da- jabón, Jimaní y Pedernales. Esta transportación se realiza a través de camiones y de cabezotes portadores de contenedores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario