miércoles, 23 de julio de 2014

Comercio, Acuerdos y Medio Ambiente

El flujo de las mercancías en el Comercio Internacional acusa un progresivo incremento a nivel mundial en el marco de la Globalización y con ello transitan bienes declarados como sustancias prohibidas y peligrosas[1] que impactan en la seguridad humana, alimentaria, ambiental y nacional. En tal sentido, los gobiernos y los organismos internacionales deben establecer normativas para la regulación y el control de estas sustancias, por lo que se han elaborado un conjunto de Convenios que vinculan a los países en la adopción de políticas y acciones que eviten el desarrollo de esta problemática.
Un conjunto de Convenios Internacionales se han emitido y forman parte del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), entre ellos: el Convenio de Rotterdam, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (The Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora- CITES), el Convenio de Basilea sobre el sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Derechos Peligrosos, el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, el Protocolo de Montreal que incluye las Sustancias que agotan la Capa de Ozono, el Convenio sobre la Densidad Biológica, el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), entre otros.
Se puede citar el Convenio Cites que contempla regular el comercio de ciertas especies y productos elaborados; el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, pretende controlar la producción y el comercio de sustancias que agotan la Capa de Ozono; el Convenio de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto, busca nuevos paradigmas en la producción, consumo e inversión futura en actividades comerciales para reducir los gases de efecto invernadero.
Asimismo, el Código Marítimo Internacional de Mercancía Peligrosa (International Maritime Dangerous Goods -IMDG), para el transporte por el mar, incluye temas sobre el embalaje, la estiba y el transporte de contenedores. Del mismo modo, los Acuerdos Multilaterales y Regionales (Dominican Republic Central América Free Trade Agreement, DR-CAFTA,) y el Acuerdo de Asociación Económica-AAE, (Economic Partneship Agreement, EPA), contemplan temas sobre Medio Ambiente. El DR-CAFTA, incluye el Capitulo No. 17  y el EPA, los Artículos del 183 al 190. En República Dominicana (RD), la Ley No. 64-00, del 18 de agosto del año 2000, sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, que regula los productos y sustancias peligrosas.
En término particulares, me quiero referir al Convenio de Rotterdam, que nos vincula con la problemática de los pesticidas, iniciativa que surgió en el 1998 y entró en vigor en el 2004; RD ratificó el Convenio de Rotterdam mediante la Resolución No. 506-2005, cuyo cumplimiento está bajo la responsabilidad de las Autoridades Nacionales Designadas (ADN) que integra a los Ministerios: Relaciones Exteriores, Medio Ambiente, Agricultura, Salud Pública, Dirección General de Aduanas;, además otros actores de la Cadena Logistica que intervienen: Importadores, Exportadores, Agentes de Aduanas, entre otros.
El Convenio de Rotterdam, según contempla la normativa legal, tiene como objetivo promover la  responsabilidad compartida y los esfuerzos conjuntos de los países Miembros. Su característica ha sido enfocada en avisar previamente a los demandantes de los productos que se comercializan a nivel internacional para reducir accidentes y daños a la salud tratando de evitar muertes por el uso y consumo de esos productos.
Entre los países que se han adherido a este Convenio, podemos mencionar a: Argentina, Alemania, Armenia, Belice, Bélgica, Bolivia, Benín, Bulgaria, Brasil, Canadá, China, España, Ecuador, El Salvador, India, Italia, Jamaica, Japón, México, Magnolia, Nueva Zelanda, Pakistán, Venezuela, Uruguay, República Dominicana (RD), entre otros.
El Convenio de Rotterdam, incluye productos químicos y plaguicidas prohibidos o restringidos por medidas sanitarias o ambientales. Se incluyen entre los productos utilizados como plaguicida: aldrín, heptacloro, clorobencilatos, y otros de uso industrial : fosfato de tris, bufenilos, terfenilos.
El referido Convenio de Rotterdam, pretende ayudar a los países a controlar el comercio de algunas sustancias químicas peligrosas; el Convenio de Estocolmo, enfocado en establecer los controles de sustancias que se mantienen en el Medio Ambiente y se acumulan en la cadena alimentaria, lo que puede provocar daño a la saludo humana y animal.
Para el control de insectos y plagas se utilizan plaguicidas y otros químicos que pueden afectar productos naturales producidos, causar daño a la salud humana y animal.
A tal efecto, muchos de los trabajadores en la zona rural que manipulan los plaguicidas, los que pueden ocasionar daños en los alimentos, envenenamientos en quien lo aplica o rocía el plaguicida y la alteración del medio ambiente, por carecer de equipos apropiados, insuficiente educación o falta de entrenamientos, carecer de tecnología para la agricultura, lo que multiplica los riesgos a la salud, razones que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion (Food and Agriculture Organization -FAO), considera que el monitoreo de los plaguicidas y productos químicos es clave para proteger la salud de los trabajadores agrícolas y de los consumidores.
Para continuar con estos temas, se realizará en Ginebra, Suiza, del 28 de abril al 10 de mayo del presente año, la Sexta Reunión de la Conferencia entre países miembros del Convenio de Rotterdam (COP RC-6), la Sexta Reunión de la Conferencia de las partes del Convenio de Estocolmo (SC-COP-6), la Undécima Reunión de la Conferencia entre los miembros del Convenio de Basilea (BC-COP-11), reuniones simultaneas que en conjunto se efectuará la Segunda Reunión Extraordinaria Simultanea de los tres Convenios (EX COP-2), con el objetivo de fortalecer la aplicación de los tres Convenios a nivel nacional, regional y global.
Existiendo estas normativas legales ¿Se conoce de un Plan Nacional de Implementación del Convenio? ¿Cuál es el conocimiento que existe sobre estos productos plaguicidas? ¿Existe control en los productos químicos importados, los producidos y los comercializados localmente? ¿Cuáles acciones se pueden encauzar para: 1) Capacitar a quienes aplicarán el producto, 2) Velar para el cumplimiento de programas de prevención de intoxicaciones, 3) Fortalecer las normativas legales establecidas, y 4) Supervisar la aplicación de estos productos?.

sábado, 19 de julio de 2014

Comercio de Mercancias Verdes

Recientemente por iniciativa de trece (13) países Miembros de la Organización Mundial del Comercio y la Unión Europea, lanzaron las negociaciones sobre el Comercio de Mercancías Verdes, con el objetivo de liberalizar el comercio de las conocidas Mercancías Verdes. Los servicios medioambientales y la reducción de barreras no arancelarias, son temas a incluirse posteriormente en la agenda de la negociación.

En este escenario participan los 28 países de la Unión Europea y los trece de la OMC, lo integran; 1) Canadá, 2) China, 3) Australia, 4) Corea del Sur, 5) Estados Unidos, 6) Costa Rica, 7) Hong Kong, 8) Japón, 9) Nueva Zelanda, 10) Suiza, 11) Noruega, 12) Taiwán y 13) Singapur.

Entre las normativas legales internacionales que contemplan temas vinculantes a estas negociaciones comerciales, referimos: 1) El Artículo XX del Acuerdo GATT -Acuerdo General de Aranceles y Comercio, 2)el Articulo XIV del Acuerdo GATS –AGCS-Acuerdo General Comercio de Servicios, 3) el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC), 4) el Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (AMSF); 5) la Convención sobre la Conservación de Especies Migratorias de Animales Salvajes y la Convención sobre Comercio Internacional de Especies en Peligro (CITES), 6) Protocolo de Kyoto, 7) los Convenios de Montreal, 8) la Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos del Mar, 9) el Convenio sobre Diversidad Biológica, 10) el Capitulo 17, del DR-CAFTA, 11) las Normas ISO 14001, que regula el sistema de gestión ambiental a través de la International Standarization Organization.
Otras disposiciones legales atribuidas con esta temática son el:
  • Convenios de Estocolmo, que incluye los productos: Aldrina, Bifemilos Poliocrorados (PCBs), Clordina, Docloro Difeny Tridoroetano (DDT) Dixina, Dieldrina, Endrin, Heptacloro, Hexaclorobenceno, Mirex y Toxafeno.
  • Convenio de Basilea, incluye IX Anexos: 1) Categoría de desecho que hay que controlar, II) Categoría de desecho que requieren una consideración especial, III) Lista de características peligrosas, IV) Operaciones de eliminación, V) Información a proporcionar con la notificación previa y relativo al movimiento, VI) Arbitraje, VII) Enmienda de prohibición, VIII) Lista A, residuos caracterizados como peligrosos, IX) Lista B, residuos que no se consideran peligrosos.Contempla un código correspondiente al sistema de numeración recomendados por Naciones Unidas sobre el Transporte de Mercancías Peligrosas, especificadas en el anexo lll, datalladas en la lista entre ellos[1]:—Explosivos (H1),—Líquidos (H3) inflamables,—Sólidosinflamables (H4-1), –Sustancias o desechos susceptibles de combustión espontánea (H4.2),– Sustancias o desechos, (H4.3), – Oxidantes (H5.1),–Peróxidos Orgánicos (H5.2),–Tóxicos (venenos)(H6.1),–Sustancias infecciosas (H6.2), – Corrosivos (H8)[2], — Liberación de gases (H10), — Sustancias toxicas (con efectos crónicos) (H11), Ecotóxicos (H12), – Sustancias (H13) que luego de su eliminación,pueden originar otra sustancia.
  • Convenio de Rotterdam, se incluye una lista de productos químicos prohibidos o restringidos entre ellos: la Andrina, el Clordano, la Dieldrina, Lindano, Fluroacetamida, Fosfamidon, Metil-paration, Paration, Fosfato de tris, Bifenilos, Endosulfán, para lo que este Acuerdo de Rotterdam previamente establece el procedimiento para la entrada y uso de los productos químicos; ofreciéndose ayudas técnicas y capacitaciones para el personal que va a ser uso de estos pesticidas, los cuales pueden causar efectos a la salud de intoxicación, envenenamiento y hasta expiración, por lo que es necesario fortalecer las capacidades del productor y trabajador del campo, ofreciendo un seguimiento en estos procesos para que el conocimiento adquirido sea aplicado en la gestión agrícola; así como las emisiones de los gases del efecto invernadero (dióxido de carbono, gases industriales: el hexafluoruro de azufre, el hidroflourcarbono y el perfluorocarbono), incluidas en el Protocolo de Kyoto sobre el Cambio Climático.
En ese sentido, las Mercancías Verdes se han identificado en una lista de productos, los cuales ayudan a limpiar el agua y el airea gestionar el tratamiento de residuos, a mejorar la eficiencia del uso energético, a controlar la contaminación generada por energía hidroeléctrica, solar o eólica, por lo que se pretende que los productos seleccionados se identifiquen en el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (Arancel), que incluye los códigos de los productos importados y exportados.

A nivel nacional, la Ley No. 3489, para el Régimen de Aduanas, así como la Ley sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, No. 64-00, socializadas en el portal www.aduanas.gov.do, entre otras disposiciones legales son elementales en la regulación de estos productos.

Al respecto, referimos el Caso DS135 del Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), sobre el Amianto, realizado entre Canadá, país Reclamante y la Comunidad Europea, país Demandado, acogiéndose al Párrafo I del Anexo 1 del Acuerdo sobre ObstáculosTécnicos al Comercio (OTC), el Párrafo 4 del Articulo III, Articulo XX y Párrafo 1b) del Articulo XXIII del GATT.

Se desconocen acciones sobre la intención de insertarse en estas negociaciones, que al ser RD miembro de la OMC, tiene la oportunidad de presentar una posición–país dado el intercambio comercial de bienes y servicios a nivel global.

La Dirección General de Aduanas en República Dominicana ha creado la iniciativa de Aduanas Verdes, en el marco de las directrices de la Organización Mundial de Aduanas.



[1]http://www.basel.int/Portals/4/Basel%20Convention/docs/pub/guiameth.pdf

sábado, 12 de julio de 2014

TTIP: Acuerdo entre EU y UE

Después del esquema estratégico de comercio e integración –TLC, diseñado por Estados Unidos (EU) para el área de Canadá y México denominado TLCAN, así como de la implementación en una década del DR-CAFTA integrado por Costa Riva, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, EU y República Dominicana; y de otras iniciativas de acuerdos bilaterales. Estados Unidos pone el foco de atención sobre Europa con un nuevo instrumento, el Tratado Trasatlántico Internacional de Comercio e Inversión, en inglés, TTIP (Transatlantic Trade and InvestmentPartnership).
 
A partir del 2013, Estados Unidos y la Unión Europea, comunican la iniciativa de negociar un Acuerdo Comercial Bilateral; en ese sentido, procura crear una Zona de Libre Comercio para liberalizar el comercio de mercancías y armonizar disposiciones legales de ambas partes.
 
¿Por qué la importancia de este Acuerdo?. 1) La Unión Europea (UE), principal importador de bienes elaborados y de servicios; principal receptor de inversión extranjera, integrada por 28 países con unos 500 millones de habitantes, primer inversionista en Estados Unidos, situada en liberar los servicios públicos de los Miembros. 2) Estados Unidos, primera potencia económica mundial, con unos 50 Estados, posicionado en relación a la UE, en el mayor mercado para exportar y  segundo destino de las exportaciones de bienes americanos.
 
Estos dos mercados integran unos 800 millones de consumidores, pretenden impulsar la inversión y el comercio transatlántico, reforzar el sistema de comercio multilateral, unifican normativas aplicables en ambas zonas de comercio.
 
En este contexto, los puntos fundamentales que se pretenden incluir en este Acuerdo:  1) Derechos laborales y política social, 2) Protección Medioambiental, 3) Agricultura y Consumo, 4) Sanidad y Salud, 5) Sistema Financiero, 6) Derechos de Propiedad Intelectual,7) Mecanismo de Resolución de Disputas entre Inversiones y Estados, entre otros temas.Sobre los temas de agenda, algunos han presentado críticas que pudieran ponderarse en la fase de negociación, en función de los efectos que pudiera tener en los europeos, ante los requerimientos planteados por EU. Asimismo, según algunas fuentes, estas negociaciones se han mantenido en un ambiente de discreción, donde diferentes sectores, entre ellos sindicatos, organizaciones sociales han denunciado como un peligro la firma de este Acuerdo. Referimos al movimiento ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana), entidad que ha realizado análisis considerando que el TTIP  tendrá como consecuencia[1]: 1) Eliminar normas reguladoras y barreras reglamentarias que reducen beneficios de grandes corporaciones transnacionales, 2) Eliminar disposiciones legales que restringen la libre inversión de las grandes empresas, prohibiciones de comercialización de alimentos genéticamente modificados, 3) Facilidades dada para Educación, requerirán crédito bancario. En servicio de transporte, salud, pensiones, será nicho para negocios de grandes empresas, por lo que estos podrían ser privatizados, 4) Un mecanismo de Resolución de Conflictos entre inversiones y Estado (ISDS), que permitirá a empresas y corporaciones denunciar acciones de los gobiernos locales y territoriales, entre otras acciones.
 
Se pretende firmar este Acuerdo para el 2015,  incluyendo la eliminación de aranceles, la apertura de servicios, la contratación pública, a contemplarse aspirando a estandarizar los requisitos y normativas legales aplicables en la comercialización de bienes y servicios, entre ellos, la industria química, la industria electrónica, la industria alimentaria, automóviles y el sector financiero.En este Acuerdo Comercial Bilateral, se aspira además, incluir la temática de  protección a las inversiones por cualquier conflicto que pueda presentarse posteriormente.
 
¿Cuál es la urgencia de esta Acuerdo? ¿A quien beneficiará? ¿Qué impacto tendrán en el Comercio Internacional? ¿Cuáles serán las consecuencias para China? ¿Frenará la Alianza China – Rusia? ¿Impactará favorablemente en la crisis europea?.
 
Según algunas consideraciones, una vez firmado este Acuerdo, los europeos tendrán la incursión de un nuevo mercado, la reducción de la calidad del producto, la tregua laboral, el deterioro salarial y otros elementos que afectarían algunos sectores. Sobre estos aspectos, Joseph Stigliz, ha referido que ¨Los tratados de libre comercio constituyen uno de los vínculos más evidentes entre la globalización y el aumento de la desigualdad, ya que en esos pactos privilegian la liberalización del flujo de mercancías, pero impiden el libre tránsito de trabajadores. Tales acuerdos incrementan la capacidad de negociación del capital sobre la mano de obra, reducen los salarios y elevan la desigualdad[2]¨.
 
De la posible firma del TTIP, laComisión Europea (CE) ha realizado estudio sobre el posible impacto de este Acuerdo, donde se contempla que los sectores industriales (rama de producción nacional) de la Unión Europea pueden afectarse por el ingreso de productos estadounidense que ingresen a ese mercado. Existen posiciones que han sido presentadas por el grupo ATTAC[3], sobre la base de que: “Nos venden el TTIP como un acuerdo que creará millones de empleos un crecimiento del PIB del 1%, mientras un estudio de la CE lo sitúa en 0.1% y la creación de puestos de trabajo está por ver”.
 
Ante la posición de países asiáticos en el ámbito del Comercio Internacional, miembro de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), referimos a China, que se consolida como una economía progresiva, donde inversionistas, productores y exportadores posicionan capitales y mercancía a nivel de ese país.
 
El TTIP y el TPP, son temáticas que actualmente ocupan la agenda comercial mundial y entre los países desarrollados y emergentes.
 

[2] http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2013050507
[3] http://www.attac.es/wp-content/uploads/2014/02/TTIP-El-ascenso-al-poder-ilimitado-de-las-multinacionales.pdf

sábado, 5 de julio de 2014

Alternativa Bolivariana: Iniciativa de Integración

En las últimas décadas, diferentes países han identificados procesos de integración que procuran establecer estrategias para intercambiar elementos de interés en las economías a nivel global. Una de estos esquema se formó el 14 de diciembre del 2004, por iniciativa del Presidente de Venezuela en turno, donde los gobiernos de Cuba y Venezuela, representados por los Presidentes Fidel Castro y Hugo Chávez-Fenecido, se reunieron en la Habana, logrando firmar, los Protocolos que dieron institucionalidad al ALBA, Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América Latina.
El ALBA es un proceso integral destinado a asegurar la eliminación de las desigualdades sociales y fomentar las calidades de vidas. Centra su atención en la lucha contra la pobreza, exclusión social, entre los países de Latinoamérica y el Caribe; esquema cuya intencionalidad es contraponerse al ALCA, Área de Libre Comercio para las Américas, presentada por Estados Unidos en 1994.
Sus objetivos incluyen transformar las sociedades latinoamericanas, para que sean participativas, solidarias, cultas y justas; establecer estrategias para fomentar la agricultura en busca de garantizar seguridad alimentaria, reforzar la autoderminación y la soberanía de los pueblos. Se aboca a preservar la identidad y autonomía latinoamericana, a fomentar la transferencia de tecnología y asistencia técnica, a priorizar a empresas nacionales como proveedores de los entes públicos, enfrentar abusos del monopolio y oligopolio con mecanismos que aseguren una competencia sana. Plantea eliminar obstáculos en la integración, entre ellos, el intercambio desigual, las asimetrías entre países, la imposición de reglas comerciales rigurosas, el monopolio de los medios de comunicación; bajo esquema de cooperación, solidaridad y complementariedad
El ALBA agrupa a países Centroamericanos, Sudamericanos y del Caribe. En este bloque además de Cuba y Venezuela, se han integrado otros países de Latinoamérica y el Caribe, entre ellos; Bolivia en el 2006, quien propuso la creación de los Tratados del Comercio de los Pueblos (TCP), formándose el ALBA-TCP; Nicaragua, en el 2007; Dominica, en el 2008, año en que se inician las operaciones del Banco del ALBA. En el 2009, se incorporan Ecuador, San Vicente y las Granadinas, además de Antigua y Barbuda. La estructura del ALBA-TCP, está formada por un Consejo Presidencial que incluye a su vez varios Consejos, entre ellos: 1) Social con un Comité de la Mujer e Igualdad de Oportunidades; 2) Económico, 3) Político con un Comité de Defensa de la  Naturaleza, una Comisión Política con un Grupo de Trabajo sobre Derecho Internacional y una Coordinación Permanente; y 4) Consejo de Movimientos Sociales.
Consecuentemente, El ALBA, tiene foco de atención entre otras temáticas,  en la pobreza, el analfabetismo, la exclusión social, a que los países partes no se preocupen por el abastecimiento energético.
Algunas interrogantes han surgido sobre ¿Hacia dónde va el ALBA? ¿En qué favorece a los países Miembros?.¿Qué representa para Venezuela?¿En dónde están sus debilidades y fortalezas?, preguntas que ya deben tener respuestas. Unos consideran que esta Alternativa para América Latina y el Caribe, se fundamenta en ”crear mecanismos para crear ventajas cooperativas entre las naciones que permitan compensar las asimetrías existentes entre los países del hemisferio”.
Para visualizar la relación del ALBA con otros esquemas de integración es justo citar el Encuentro de la CELAC, realizado en abril del 2014, el país Venezuela propuso crear un mercado común con el Mercosur (Mercado Común del Sur), el UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), el CARICOM (Comunidad del Caribe), la AEC (Asociación de Estados del Caribe) y el PETROCARIBE.
La tendencia de procesos de integración es mayor por el empuje a la cooperación, a la armonización de estrategias políticas y económicas que contribuyan a dinamizar las economías entre países. ¿Cómo le favorece a República Dominicana una posible inclusión en este grupo?.
De  los  países  integrados al ALBA, Honduras y Nicaragua son Miembros del DR-CAFTA. Algunos de los países Miembros mantienen relaciones bilaterales de cooperación, intercambios y asistencias técnicas con la China y Rusia, posicionamiento que lo sitúa en las proximidades de los BRICS. Apuntalan además al proceso iniciado por la Asociación Económica Euroasiática y se incorporan en el marco de los países emergentes.