sábado, 16 de agosto de 2014

Sanciones Económicas


La decisión de someter a Rusia a Sanciones Económicas, trae al debate del Comercio Internacional, una temática de vieja data en las relaciones comerciales de los países. Para los Economistas, Especialistas en Comercio Internacional y Organismos Internacionales, conceptualizan las Sanciones Económicas como: “el cambio deliberado de las relaciones de comercio existente entre las naciones o grupos de naciones y organizaciones. Los gobiernos utilizan las sanciones económicas como penalidades hacia los gobiernos u organizaciones extranjeras para poder lograr las metas políticas o comerciales. Tales medidas pueden tomar la forma de un embargo (prohibición de comercio), un bloqueo naval (durante los conflictos) y el congelamiento de las cuentas del banco u otros instrumentos financieros (como bonos, préstamos y acciones)”[1].

Algunos autores como Kimberly Elliott, Gary Hufbauer y Bárbara Oegg, refieren que estas, han sido precedidas de conflictos armados para mediar entre contrarios.  En ese sentido, existen acciones de países que, por razones políticas, así como decisiones unilaterales, bilaterales o multilaterales, han impuesto penalidades conocidas a nivel en las Sanciones Internacionales, identificándose diferentes tipos: 1) Sanciones Diplomáticas, por la reducción o eliminación de relaciones diplomáticas; 2) Sanciones Económicas, por la prohibición de comercio; 3) Sanciones Militares, por una intervención militar, 4) Sanciones Deportivas, cuando se impide que individuos o equipos de personas compitan en eventos internacionales, u otras.

Sobre este aspecto, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, emitió la Carta de las Naciones Unidas, cuyos propósitos incluye: 1) Mantener la paz y la seguridad internacional, 2) Fomentar relaciones de amistad entre las naciones, 3) Cooperar en la solución de problemas internacionales y en el desarrollo del respeto a los derechos humanos y 4) Servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones[2].

En ese sentido, veamos algunos casos que se han presentado en diferentes países:
·         Cuba, que en 1960, Estados Unidos (EU) impuso Sanciones Económicas contra este país, limitando el comercio de exportación e importación hacia EU. Además impone limitaciones para el envío de remesas. Circunscribe entre otras sanciones, la aplicación territorial de no incluir “ni un solo gramo de azúcar cubano”[3] en la producción de un pastel, “ni un gramo de níquel cubano” en la fabricación de vehículos a ser comercializables en el mercado de ese país norteamericano.

En este país, existe la Ley de Democracia Cubana (Ley Torricelli), reforzada por la Ley para la Solidaridad Democrática y La Libertad Cubana (Ley Helms – Burton)[4], donde se establece que se “puede aplicar sanciones a cualquier país que provea apoyo a Cuba”, así como la Ley de Comercio con el Enemigo, para restringir el comercio con naciones hostiles, entendida su aplicación, en el 2010, por el Presidente Barack Obama, otorgando en el 2013, una prórroga de la sanción impuesta a Cuba.

·         Corea del Norte, a quien se le impuso sanciones comerciales, financieras y armamentístico, incluyendo embargo de armas y equipamiento de guerra, referido en la Resolución No. 1718, del 2006; documento en el que se establece la prohibición de suministro, venta o transferencia de carros, aviones de combate, vehículos blindados, helicópteros de ataque, naves de guerra, sistema de artillería de gran calibre, así como equipos, materiales, bienes y tecnología relacionados con armas de destrucción masiva u otras actividades nucleares.

·         En 1961, Estados Unidos, a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), impuso Sanciones Económicas y Diplomáticas a República Dominicana, como condena por participar en el atentado contra el Presidente de Venezuela, Rómulo Betancourt, levantadas en 1962.

·         Haití, en el 2013, sancionó imponiendo un bloqueo a las exportaciones desde República Dominicana de varios productos, entre ellos pollo, huevos, plásticos; veda levantada en febrero del 2014. 

¿Cuáles implicaciones tienen las Sanciones Internacionales? ¿Pueden analizarse y consensuarse decisiones para evitarlas? ¿Existen estrategias ante posibles Sanciones Económicas que se presenten en el entorno político, económico, diplomático y comercial?. ¿Se han evaluado los costos ante la medida de una Sanción Económica entre países?.

Al presente, Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá, Australia y Noruega, aplicaron Sanciones Económicas contra Rusia. Estas procuran forzar a su gobierno a cambiar su comportamiento, con la finalidad de mejorar la situación del país ruso. En la lista se incluyen productos avícolas, cárnicos, frutas, vegetales, lácteos, mariscos, y pescados; así como acceso a mercados de capital, armas, bienes de alta tecnología.

La Unión Europea por su parte, determinó aplicar sanciones sobre el sector petrolero, de defensa y bancos públicos, que según algunas fuentes, Moscú- Rusia podría perder unos “diez mil millones de euros al año”[5], a revisarse en tres meses para cuantificar su impacto fiscal y ver posibles opciones de negociaciones.

Asimismo, puede ampliarse la referida lista a la energía, minería u otros productos o servicios. El Departamento de Estado de Norteamericano anunció la ampliación a sanciones contra tres bancos rusos adicionales. Se han incluido bancos rusos (BTB Bank, Bank of Moscow y Russian Agricultural Bank), que prohíben a extranjeros bajo la jurisdicción de Estados Unidos o estadounidenses que realizan transacciones bancarias.  Estas Sanciones perimen en un año, a revisarse cada tres meses, según el efecto que tengan en las economías de los países participantes.

Como respuesta a estas imposiciones, el gobierno ruso emitió un Decreto para la restricción o prohibición de la entrada o importación de carne, leche, pescado, frutas, verduras u otros productos exportados desde Estados Unidos, Unión Europea, Canadá, Noruega y Australia; en procura que se tomen medidas para aumentar la demanda de los productos domésticos, establecer estrategias para ni incrementar los precios de esos estos productos, garantizar el equilibrio de los mercados, así como el monitoreo de los mercados a nivel gubernamental.

Otra estrategia ha sido la recién visita en Americana Latina, en julio del 2014, donde el Presidente Ruso, Vladimir Putin, intercambió conversaciones sobre Acuerdos Bilaterales, en busca de establecer nexos para la apertura de mercados y establecer acuerdos bilaterales con su homólogo de Cuba, Argentina, Nicaragua, Brasil, entre otros. 

En efecto, Rusia amplia sus relaciones comerciales con países que no se alinean a tales Sanciones Económicas, firmando acuerdos bilaterales con Corea del Norte y Bahreiní. De igual manera, amplia sus relaciones con otros países siendo miembro de los BRICS y con la Unión Euroasiática. A la fecha, algunos países de América Latina han hecho oferta para suplir algunos productos afectados por las sanciones, entre estos se encuentran: Chile, Cuba, Venezuela y Brasil. Encontrando de inmediato una respuesta de la Unión Europea de disuadir tales iniciativas.

[1]   http://www.ehowenespanol.com/son-sanciones-economicas-info_306121/
[2] http://www.un.org/es/sc/
[3] http://www.cubagob.cu/otras_info/historia.htm
[4] http://cubacontrabloqueo.cip.cu/cronologia-2010-2011/
[5] http://radio.uchile.cl/2014/08/13/rusia-y-occidente-efectos-de-las-sanciones-economicas

No hay comentarios:

Publicar un comentario