domingo, 21 de septiembre de 2014

Comercio Internacional de Fármacos


Es de todos conocidos que las mercancías tienen un valor de uso y de cambio; y son producidas para satisfacer necesidades básicas de todo ser humano o necesidades creadas por las fuerzas del marketing o por hábitos de consumo de la cultura que genera efectos demostración en la posesión de bienes. En el caso de los fármacos, estamos frente a una mercancía vital para la reproducción del género humano y su protección y conservación.

La investigación, la producción y comercialización de los medicamentos a nivel mundial está en manos de los países desarrollados, bajo el control de laboratorios que producen para una demanda a nivel internacional.

En efecto, los Fármacos definidos como la: “sustancia natural o sintética capaz de producir un efecto anatómico o funcional en un organismo vivo. Los fármacos preparados para tratar o prevenir una enfermedad se denominan medicamentos”[1].

Ese mercado caracterizado por la exploración, la innovación y el desarrollo constante de nuevos productos, utilizando equipos tecnológicos especializados  a través de ciclos operacionales de corta duración; optimizando tiempo y reduciendo costos operativos; presentados en tabletas, inyecciones, supositorios, cápsulas, sueros, parchos, aerosoles u otros empaques, deben cumplir con las regulaciones legales establecidas.

Entre los países productores, exportadores e importadores de fármacos se incluyen: 1) Productores: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Cuba, Francia, Reino Unido, Japón, México, Perú, Guatemala, Brasil, entre otros; 2) Exportadores: Alemania, Bélgica, Suiza, Estados Unidos, Francia, India, Guatemala, otros; y 3) Importadores: Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Francia, Reino Unido y muchos más países consumidores de medicamentos elaborados a nivel global.

Los diez (10) laboratorios farmacéuticos más grandes a nivel global son las siguientes: 1) Pfizer, ubicada en Estados Unidos, 2) Novartis, en Basilea, Suiza, 3) Sanofi-Aventis, en Francia, 4) Merck, en  Estados Unidos, 5) GlaxoSmithKline (GSK), en Reino Unido, 6) Roche, en Suiza, 7) AstraZeneca, ubicada en Reino Unido, 8) Johnson & Johnson, en Estados Unidos, 9) Abbott Laboratories, en Estados Unidos y 10) Lilly, ubicada en Estados Unidos[2].

Empresas de Laboratorio
Ventas farmacéuticas
Ingresos
País
Página Web
Mil Millones de US$
Mil Millones de US$
Pfizer
44,4
48,4
Estados Unidos
GlaxoSmithKline
38,5
45,5
Reino Unido
Sanofi-Aventis
38,5
9,7
Francia
www.sanofi-aventis.com
AstraZeneca
28,7
9,7
Reino Unido
Merck
26,5
26,8
Estados Unidos
Novartis
25,5
39,8
Suiza
Johnson & Johnson
24,9
61,1
Estados Unidos
Roche
22
38,5
Suiza
Lilly
17,6
18,6
Estados Unidos
Wyeth
17,2
22,4
Estados Unidos
Elaboración propia con datos de http://www.ehowenespanol.com/lista-10-mejores-companias-farmaceuticas-lista_134561/ publicado en Acento.com.do

[1] http://www.enciclopediasalud.com/definiciones/farmaco

Otras empresas destacadas en este sector son Bristol-Myers, Bayer, Abbott Laboratories.

El Comercio Internacional de Fármacos es un lucrativo negocio, que genera cuantiosos capitales. Se ha estimado más de (1,000) mil millones de dólares[1]; así mismo, es una mercancía susceptible al comercio ilícito en la comercialización de medicamentos (contrabando, falsificaciones, reetiquetados y vencidos). Algunas fuentes señalan que: “ el negocio de medicamentos falsos está posicionado dentro de las actividades delictivas más rentables, moviendo más de 2,000 mil millones de dólares, realizable por diferentes vías, principalmente a través del Comercio Electrónico”.

En la internacionalización de esos fármacos, la Cadena Logistica utiliza mayormente el transporte marítimo combinado con el transporte terrestre. Para envíos pequeños, también se utiliza el transporte aéreo.

A nivel internacional, el Comercio de Fármacos se circunscribe el marco legal del Acuerdo de Aspectos sobre Derechos de Propiedad Intelectual (ADPIC), de la Organización Mundial del Comercio (OMC); el DR-CAFTA, establece en el Capitulo XV, lo referente a Propiedad Intelectual. En República Dominicana, este sector es regulado por la Ley No. 3489, del 14 de febrero del 1953, sobre el Régimen de Aduanas, la Ley General de Salud No. 42-01, del 8 de mayo del año 2001, entre otras disposiciones legal. Es relevante para los países de la región, la certificación de la FDA (Food and Drug Administration).

En temas aduaneros, la OMA, Organización Mundial de Aduana, a través del Convenio Internacional del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancias, especifica en el Capitulo 30 del Arancel de Aduanas, los códigos arancelarios correspondientes a los productos farmacéuticos, donde se incluye la designación de la mercancía, el gravamen y, en República Dominicana, el impuesto de transferencias a bienes industrializados (ITBIS).

La industria de fármacos tiene una alta competencia, además de lo que es propia del mercando entre las diferentes industrias, de las que se pueden indicar: a) los productos falsificados, b) la piratería de patentes, c) los genéricos o esenciales, d) los alternativos o naturales y otros.

El desarrollo intensivo de nuevos productos, las nuevas tecnologías, la producción en períodos cortos, la opción de los productos genéricos, las alianzas estratégicas entre países productores y empresas transnacionales, la especialización de productos, la aplicación de las normativas legales vigentes son elementos relevantes para el Comercio Internacional de Fármacos, por los efectos que pueda causar el consumo de fármacos a los seres humanos y a los animales.

Por razones económicas, sociales y culturales, una población significativa estimada en 2,000 millones de personas se encuentra fuera de este mercado.

Otras fuentes consultadas:



No hay comentarios:

Publicar un comentario