sábado, 6 de septiembre de 2014

Servicio Postal Dominicano

En un momento en que aflora y se hace visible en el país en términos de las transacciones de mercancías transportadas a través de los Couriers, queda oculto un trámite que desde hace décadas viene operando a nivel mundial (1840, Reino Unido, Argentina, 1972) y a nivel local, desde 1936. Esta modalidad histórica de paquetería utilizada para transportar cartas, documentos, pequeños paquetes  y otras transacciones, procura ofrecer un servicio público a través de una entidad gubernamental, función realizada por medio del correo público que depende de su marco normativo y operacional del Estado.
El Correo Público es un servicio que se ofrece en centros logísticos u oficinas ubicados en diferentes puntos de cada país, caracterizado por el envío y recepción de mercancías, productos, objetos, sustancias o material comercial o personal, sea documentación certificada, paquete prioritario u otros, bajo la confirmación de recepción con la rúbrica del beneficiario o representante.
A nivel internacional, la Unión Postal Universal (UPU), ubicada en Suiza, es el organismo de cooperación entre los países Partes. República Dominicana es Miembro desde el 1 de octubre de 1880.
En el caso nuestro, la Ley No. 40, del 1963, sobre Ley de Comunicaciones Postales crea la Dirección General de Correos, dependencia del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, ente que operó hasta noviembre de 1985, cuando se creó el Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM), mediante la Ley No. 307, ofreciendo el Express Mail Service, Inpospak, Corregiros, Correo Empresarial, Postal Pack, Exporta Fácil, Código Postal, entre otros servicios que se utilizan en la recepción y envíos de documentos o paqueterías en el entorno local e internacional. Esta modalidad procura la recepción y envío de mercancías, con entrega puerta a puerta o en la dirección y el plazo definido, según lo convenido entre las Partes.  Esas mercancías deben cumplir con los requerimientos legales establecidos, incluyendo si se trata de mercancía restringida y de prohibida importación.
El servicio ofrecido de transporte de paquetería, combina regularmente dos medios de transporte sea marítimo – terrestre y  aéreo – terrestre, procurando cada día ser eficiente, rápido, económico y seguro de los bienes (productos, artículos,  mercancía) para la entrega y envío en el lugar indicado y justo a tiempo.
En ese contexto, en el Informe sobre El Correo en la República Dominicana. Vida, Pasión y Muerte (y Resurrección?) de un Servicio Público, emitido por Julio Sánchez Mariñez, refiere entre otros elementos sobre “….la inviolabilidad de la correspondencia, la penalización de los fraudes contra el correo, del uso ilícito del correo y de la violación del secreto de correspondencia….”.
Asimismo, algunos clientes que utilizan el servicio de Correo Público han informado en diversas fuentes que los envíos de cartas, documentos y pequeños paquetes duran para ser recibidos hasta un mes, encontrando mayor facilidad con el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs), al utilizar el Comercio Electrónico, o en los Correos Privados.
Un caso simbólico es el de Estados Unidos, cuyo servicio postal ha sido históricamente valorado como uno de los más eficientes y eficaz; y cuyas operaciones han recibido la mayor confianza de los usuarios. Este servicio de Correo Público es realizado por medio de United State Postal Service (USPS), que ofrece diversas facilidades para la recepción, entrega y envío de paquetería, fundamento en las disposiciones legales establecidas en la Ley de Bioterrorismo, la Ley de Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA (Food and Drug Administration) y otras. Es bueno destacar su sistema en los procesos de modernización y tecnologización de los servicios.
De igual manera, un instrumento de uso para ubicar la dirección que especifica el lugar de la persona física o jurídica es el Código Postal, cuyo dato identifica cada país. En el caso de Santo Domingo, Distrito Nacional el código va del 10100 al 10699.
En la Logística de estos servicios se integra el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones, desarrollando sistemas de riesgos, de trazabilidad en sus operaciones para rastrear la mercancía desde el punto de partida hasta el punto de destino. El servicio demandado por el cliente, busca la relación la eficiencia, la eficacia, los costos operativos, la seguridad y el just in time, por lo que la incorporación del 4PL, operador logístico puede ofrecer soluciones para eficientizar la operativización de las transacciones comerciales internacionales que se realizan por medio del Correo Público.
En tal sentido, a nuestro entender tres (3) factores se han relacionado y han llevado a la crisis del Servicio Postal Dominicano:
  1. La dificultad del Estado y la precariedad de los servicios públicos,
  2. El proceso de privatización de algunos servicios, incluyendo el correo nacional,
  3. El impacto de las innovaciones, modernización e inclusión de las tecnologías de la información y comunicación.
Podríamos indicar un cuatro (4to.) factor que toca la subjetividad de los usuarios, esto es la pérdida de confianza, por la inseguridad, el largo tiempo de espera para la recepción del servicio, así como la ambigüedad de los sistemas, procesos, procedimientos y trámites operativos.
Fuentes consultadas:
https://www.princeton.edu/cmd/working-papers/idlac08/wp0805o.pdf
http://www.codigopostalrepublicadominicana.com/
http://acento.com.do/2014/opinion/3390053-la-logistica-y-los-pls/


No hay comentarios:

Publicar un comentario